Asalvajá

stress

Ha llegado el momento. El ansiado. El esperado. El amado. Ha llegado el instante en el que una le da a un botón que pone Off y apaga todo lo que tenga que ver con el trabajo.

¿Eso qué significa? pues ni más ni menos que me asalvajo. Dejo guardado en el cajón las horas de peluquería, de tacones, maquillaje desde las 6 de la mañana y monerías varias. Llega el momento de ser más yo que el resto del año. Más directa, vividora, pelos locos y muy morenaza. Llega mi momento Asalvajá

Así que estad atentos a Instagram  y a Twitter porque os pienso dar  una envidia total y absoluta.

Sed malos, muy malos este mesecillo, que yo pienso ser una auténtica arpía…

Reencuentro

image

Cuando eres más joven, con adolescencia y veintena, una se cree que tiene todo el tiempo del mundo. Que todo es infinito y que no hay nada mejor que la juventud.
Sin embargo,  a veces ocurre que el destino, el azar, la casualidad, llamadlo como queráis, hace que esos momentos de juventud vuelvan a tu vida.
Una búsqueda en Google y no sentir vergüenza son elementos imprescindibles para darte cuenta de que los años pasan, que vas viviendo y los más honestos, evolucionan como seres humanos.
Esto me lleva pasando una temporada. Me voy reencontrado con gente de mi pasado, que significó lo suficiente como para acordarme de ellos. Y me siento bien.
Me gusta reencontrarme con mi pasado. Porque me permite darme cuenta de hacia dónde ha ido mi vida. Y me congratula.
He vivido como mejor he creído y he evolucionado. Y me gusta ver en la persona en la que me estoy convirtiendo. Cuando muera creo que podré decir aquello de “I did it my way”

Odio a las petardas

nobuko de Line

 

Casi dos meses después de la pérdida de #LaVespa creo que ya puedo estar en condiciones de volver a escribir con El Marsupio delante, esperando.

Muchas cosas son las que han pasado en estos días. La gran mayoría relacionadas con el trabajo y otras que son más de índole personal, pero la que más me ha llamado la atención estos días y que ha hecho que vuelva a teclear han sido las ‘recomendaciones’ por parte del Gobierno para que ninguna de nosotras seamos violadas y esto me ha llevado a la siguiente reflexión que sé que no va a gustar. Pero en mi línea, me da igual.

Si no fuera porque en este gobierno el respeto a la mujer como ser independiente, que toma sus propias decisiones, que sabe lo que quiere y lo que no, brilla por su ausencia, llegaría a pensar que estas ‘recomendaciones’ están hasta bien. Pero igual se les ha olvidado que, mientras vivamos en un mundo en el que se nos enseña a las mujeres a  evitar la violación, en lugar de enseñar a los hombres a no violar, nunca se nos tendrá en cuenta y serán necesarias leyes para tutelarnos. En nuestra vida privada y profesional.

Pero no es de extrañar. Algo tiene la mujer (tenemos) que no permite que nos desarrollemos y seamos iguales que los hombres. Seguimos siendo nosotras las que pedimos reducción de jornada alegando que nuestro sueldo es menor. Seguimos siendo nosotras las que pedimos el día libre para atender al técnico de la lavadora, porque ‘Él no se entera’. Seguimos siendo nosotras las que, cuando vemos a una mujer libre disfrutar de su sexualidad, nos lanzamos a degüello cuchillo en mano. No vaya a ser que exista una mujer que no tiene remordimientos, ni le dé vueltas a las cosas buscando los tres pies al gato.

Y tampoco es de extrañar que no se cuente con las voces expertas de las mujeres porque NO ESTÁN EN LOS MEDIOS. La mujer suele tener el ego al mismo nivel que el de Dios o el de la cucaracha más inmunda. En el primer tipo, la que se cree dios porque ha llegado alto, son las que dicen que sólo quieren ser entrevistadas en grandes medios de comunicación. Las segundas, las que no se valoran, cuando tienen la oportunidad la rechazan porque creen que no valen. Cualquiera de las dos me raya la moral hasta la extenuación.

Y podría seguir en este tema, pero lo haré más adelante. Estoy recopilando datos, cifras, números, que me permitan acreditar todo lo que estoy aprendiendo desde que estoy más rodeada de mujeres que nunca. Y ya aviso; no es bueno lo que veo. Nada bueno.

Las mujeres no podemos aspirar a que el mundo cambie a nuestro favor mientras nos bajemos de los tacones  para ponernos las corbatas. Mientras sigamos haciendo caso al qué dirán. Mientras creamos que solo nosotras somos las únicas capaces de criar a nuestros hijos sin contar con las parejas. Mientras esto ocurra, señoras: DEJEN DE QUEJARSE.

 

#LaVespa

IMG_20140222_211741

Era mucho mejor que la gran mayoría de seres que desgraciadamente respiran y usan este planeta

Era sincera. si quería esta contigo, estaba contigo, si no quería, no quería.

Muchos humanos deberían de aprender de seres como ella.

Era la que me sacaba una sonrisa por muy mal que estuviese.

Era la que sacaba mi lado más infantil

Jugar al escondite o al ‘tú la llevas’ era nuestro mejor pasatiempo.

Su calor en mis pies hacía que pudiese dormir en las frías noches de invierno.

Su ronrroneo me relajaba hasta en los momentos más tensos

Su mirada me cautivaba

Sus arañazos son como tatuajes

Le gustaba comer castañas asadas, plátano y las puntas de los espárragos verdes. Era toda una sibarita…

Robaba los doritos del plato sigilosamente solo para jugar con ellos.
Cuando la sorprendías salía corriendo con las patas descontroladas

Al grito de “huye” picaba uñas en en suelo y salía corriendo como si fuera un coche acelerando al máximo. Aerodinámica a tope…

Cuando hacía algo mal venia corriendo y maullaba cómo diciendo “Ey que yo no he sido y no sé qué ha pasado pero menudo susto…”

Era patizamba pero eso le confería una gracia que no he visto en otros

Conmigo le gustaba jugar a cazar mi mano y yo se lo permitía.

Si hubiera podido hablar, las mejores conversaciones habrían sido con ella.

Su rabo vesposo rozaba suavemente las piernas.

Era mi peluda gris. Mi bola de pelo. Mi panzaburra despeluchá

Era una plasta absoluta cuando quería algo

Disfrutaba de la ducha. Era su momento spa

Tenía esos maullidos. Cada uno diferente según quería algo:

Maullido lastimero en plan ‘déjame salir … me tenéis retenida’

maullido hambriento: ‘quiero jamón….quiero jamón, quiero jamón’

Maullido broncas: ‘ ya os vale, de dónde venís…’

Maullido responde al nombre: ‘qué quieres…’

Maullido reproche: ‘llevo 2 minutos esperando en el jardín y hace frío…’

Maullido superioridad: ‘besa mi mano, bípedo porque no sabes de lo que hablas’

Era una hembra alfa, era muy borde y muy cariñosa con quien quería serlo y se lo merecía….

Era como yo.

 

 

 

Silencio total

image

Y resulta que estoy en Murcia porque a mi padre lo han ingresado con insuficiencia cardíaca. Llevaba varios días hinchándose cada vez más. Fue a su médico de cabecera que, en lugar de enviarlo por urgencias, le aumentó la dosis de “seguril” y que no sirvió de nada.

Hasta ahí todo bien, si no hubiese sido por el grado de edemas que tenía. Parecía que la piel le reventaba y las piernas las tenia amoratadas.

Cuando pregunté por qué no lo enviaron de urgencias me respondieron que los médicos de cabecera en Murcia
tienen un cupo al mes tanto para enviar al especialista cómo para hacer pruebas diagnósticas, y si se pasan pues les quitan dinero.

No sé si es cierto o no pues no he hablado con su médico. Voy a averiguar si es cierto o no y más vale que no lo sea. Que solo sean rumores, porque como sea verdad….

Arde Roma

#DiasdeHospital

El Don Draper

Like_Don_Draper

Un Don Draper es aquel hombre que, no estando en disposición de ser él mismo, procede a la conquista de mujeres como método de dar rienda suelta a sus pensamientos más oscuros mientras mantiene una vida de cara al exterior que roza la perfección.

Los Don Draper son adultos. Aquí no caben los jóvenes ni falta de experiencia sentimental, si bien es cierto que cada cierto número de años, sale a la luz un joven cuyas características de personalidad ya apuntan a cómo será una vez en la edad adulta.

Estos Don Draper suelen tener un pasado más o menos duros, a saber, padres con  un divorcio difícil, infancias y adolescencias marcadas por alguna característica física ( han sido gordos, con acné o incluso han tartamudeado) y han soportado las burlas de sus amigos pensando en un futuro en el que cambiarían las tornas. Muestran aquí ya su personalidad bipolar.

Cuando son adultos y han invertido tiempo, esfuerzo y según qué casos hasta dinero, comienzan a forjar una personalidad acorde a sus objetivos, normalmente profesionales, definiendo unos comportamientos que estarán en las Antípodas de su personalidad real y que mostrarán sólo con aquellas personas que consideran que no les pueden influir en su presente y futuro profesional. Saben muy bien con quién tienen que hablar y como comportarse, creando así una fuerte marca personal, tal y cómo dice en este artículo La Parabólica

Sin embargo este tipo de hombre con personalidad Don Draper siguen teniendo sus miedos e inseguridades mostrando un mundo de fantasía en el que tienen que demostrar que poseen el control sobre sus actos de una manera, a veces, poco delicada. Es en estos momentos cuando se muestran tal y como son, sintiéndose poderosos cuando se cumplen sus objetivos. Los Don  Draper suelen utilizar a las mujeres para este fin. Suelen conquistar a las féminas tratándolas con dulzura, firmeza, masculinidad y diversión. Están solícitos al principio, mostrando un interés desmesurado sobre la víctima con el objetivo de que sean ellas las que le reclamen, alimentando de esta forma su narcisismo.

Son impacientes. Quieren que sus deseos se cumplan y sus órdenes sean satisfechas, lo que permitirá a la mujer avispada, darse cuenta de lo que pretende. Si no obtienen los resultados que esperaban ya que suelen tener las expectativas muy altas debido al Narcisismo anteriormente descrito, ven amenazada su estabilidad bipolar. Sienten que si no mantienen un equilibrio entre su vida pública y la más íntima empiezan a perder el control. Y eso es algo que no pueden consentir sin perder todo por lo que ha luchado por el camino.

Los Don Draper son difícilmente reconocibles, pero una vez muestran sus cartas, son muy fáciles de distinguir. Suelen estar emparejados. Sus parejas suelen ser guapas, dulces, simpáticas y pueden llegar a ser calificadas por los Draper como ‘las mejores personas que he conocido’ con el objetivo de mostrar en su marca personal que sólo se rodea de lo mejor, y que así le hacen mejor persona. Pero no es así. Las parejas oficiales de los Draper están tan enamoradas que son capaces de dejar sus sueños para cumplir los de él. Se vuelve a un modelo de  mujer-ama de casa mientras son ellos los que traen el dinero a casa, los que se desviven por sus familias. Creando las parejas ‘perfectas’

También suelen tener hijos, un par de media, que por supuesto tienen que cumplir esa ‘perfección’ y serán criados por las Señoras de Draper a la antigua usanza, siendo educados en los mejores colegios y pasando los veranos en campamentos de idiomas. La Familia Draper son la envidia de todos. Los amigos suspiran por las Señoras Draper (recordemos que son encantadoras) y ellas suspiran con tener una familia modélica como lo son ellos.

Sin embargo, los Don Draper no pierden oportunidad de dar rienda a sus pasiones y mantendrán relaciones con diferentes mujeres. Tienen una vida sexual muy activa. Estas relaciones serán más o menos largas en tanto en cuanto las ‘amantes’ sean capaces de cumplir todas sus exigencias. Una vez satisfechas sus pasiones desaparecerán de la vida de ‘las otras’ de manera silenciosa. No responden a correos, ni a mensajes, de vez en cuando un saludo estilo ‘Cuánto tiempo’ y ya.

Normalmente, las ‘amantes Draper’ no son de las que suspiran por el amante perdido y siguen con sus vidas una vez terminada la relación, aunque bien es cierto que siempre habrá algunas que lo pasarán mal por creerse que dejaría a su mujer por ellas. Pero atención: Esto no sucede nunca. Nunca!!

Si eres mujer ya tienes las claves para identificar a este tipo de hombres y actuar con cabeza. Diviértete a su costa, úsalo para tu propio disfrute y da rienda suelta a tus fantasías, porque eso sí, los Don Draper saben cómo hacerte disfrutar.

Stormy Weather

cucu

Deslizarse.

Derecha, izquierda…

Frío, calor.

Caer,

Levantarse. Una y otra vez.

Superar  miedos e inseguridades,

Lograr el desafío.

Madrugar,

Trasnochar.

Prepararse,

Disfrutar.

Cumplir tus metas

Dolor físico

Placer espiritual

Satisfacción

Orgullo

Risas

Despreocuparse de lo cotidiano

Sentir lo extraordinario

En definitiva: vivir

La catedral del tapeo

image

Tengo un amigo de los de toda la vida. Coincidimos en el Colegio San José de Espinardo, Murcia. Luego, la vida nos volvió a juntar en el instituto público Alfonso X el Sabio y formamos equipo, junto con otros, durante los años de BUP.

Cuando empezábamos a salir los sábados, muchas veces íbamos al bar del padre de Rubiales, el Parlamento. Allí tomé mi primera manzanilla (y no la infusión) y reíamos y nos lo pasábamos bien antes de irnos de bares.. la adolescencia, ya sabéis.

Luego llegaron los años de universidad y yo me fui a la otra punta: Bilbao. Hice nuevos amigos, viví nuevas experiencias y comencé a formarme como adulta. Pero siempre recordaba esos años de instituto y lo bien que lo pasábamos.

Hace un par de años volvimos a encontrarnos. Fue gracias a Facebook y vi que había prosperado. Se había hecho con el negocio familiar, ese pequeño bar llamado Parlamento Andaluz, y le había dado una vuelta de tuerca. Maridaba cervezas con ibéricos, con lomos de atún con pimientos. Paté de campaña con brie. Y le iba bien.

Tanto que se ha convertido en franquiciador. El Parlamento, la catedral del tapeo, se ha convertido en un negocio más allá de las fronteras del Reino murciano. Hace un par de semanas, mi amigo Rubiales tuvo a bien invitarme a la apertura de un nuevo local en la capital. Concretamente en la Plaza Mayor, número 2. Y pude ver hacia dónde iba. Cuáles eran sus metas.  Y me gustó.

Es una franquicia, pero demuestra su carácter aventurero. Y más cuando me cuenta que sus intenciones son expandirse de manera internacional.

Señoras y señores, así nacen las leyendas. Como Inditex. Se empieza por lo local y se termina en el mundo entero. Y puedo decir, con orgullo, que estudiamos juntos, que vivimos juntos los años de adolescencia, y que, pese han que han pasado muuuuuchos años, volver a verle es sentir que no ha pasado el tiempo y tenemos la misma complicidad.

Me alegra ver que tiene sueños, que lucha por ellos y que innova, y todo del pequeño negocio familiar que vimos crecer en los 90. El Parlamento Andaluz.

Espero vivir muchas más aperturas, y que me sigas invitando.

Larga vida al Parlamento, larga vida a ti, amigo.

Ellos también lloran

image

Me entero esta semana de que al chef Jordi Cruz le ha dado por ponerse “tó cachas”. Vale, llego tarde a esta información pero para que veáis en qué mundo vivo.
La cuestión es que el chaval, que hasta ahora estaba fuertecito, le ha dado por someterse al suplicio de la revista Men’s Health con el objetivo de ser su portada. Igual que hicieran Pablo Motos, Christian Gálvez o Jesús Vázquez.
Y yo me pregunto: ¿no es este otro motivo de someterse a los “cánones” de belleza masculinos igual de crueles como lo son con las mujeres?
Lo cierto es que los cuerpos musculados son muy esclavos. Muchas horas de gimnasio y una dieta estricta que no creo que sea lo que deba hacer esta estrella Michelin si quiere ser lo que, creo, que es lo que ha querido ser: un gran cocinero
Me da a mi que tanta tele le ha puesto contra la pared y se ha dejado llevar por esos modelos que se supone que son los tíos de tv. Olvidándose de que es un espejismo, que todo volverá a su ser y que en un tiempo la gente no se acordará de su paso por la televisión.
¿Será entonces demasiado tarde para que vuelva a dedicarse en cuerpo y alma a la cocina?
Igual nadie le ha recordado que lo que hace es pura magia. Que lo que importa de él es su capacidad de imaginar y crear. Sus manos convierten lo vulgar en excepcional y el timbre de su voz hace estremecer de puro erotismo.
Puede que su cuerpo no fuera musculado. Que no se pareciera a ningún actor que encarna a súper héroes, pero quien quiere un imitador cuando con un solo gesto es capaz de hacerte llevar a un mundo de pura imaginación.
Ya lo decía Jamie Cullum: come with me and you’ll be in a world of pure imagination…
Eso queremos de ti, Jordi, que nos digas trasladando a mundos imaginados por ti… Sin importar cuantos kilos eres capaz de levantar en un gimnasio.