Viajando

image

Alguien me dijo una vez “viajar solo no es tan divertido como parece”. Supongo que depende de las expectativas que cada uno tenga cuando decide estar de vacaciones solo.

Las mías son bastante bajas, no voy a engañar a nadie. Solo quiero disfrutar de los sitios a los que voy, sola. Pasear, ensimismarme con el paisaje, con la arquitectura. Pensar. Perdón, pensarme, más bien. Tratar de no perder el tiempo pensando cosas que no sé si pasarán.

Escucharme. Oír bien claro lo que me digo y cómo me lo digo para después modificar lo que no está bien. Para poder cambiar las cosas que digo y cómo las digo. Para ser más feliz y poder hacer feliz a más gente.

Quererme. Aceptarme y reconocerme en mis fallos para no volver a repetirlos.

Aprenderme. En los cambios realizados para interiorizarlos y que salgan de manera natural.

Y esto es un aprendizaje continuo que sólo uno mismo puede llevar a cabo. Y para ello, a veces, se necesita viajar solo. Con el equipaje justo y con las ganas a rebosar de experiencias nuevas.

Viajar solo puede ser tan divertido como uno quiera. Y yo me estoy divirtiendo mucho.

Verano

image

Me han salido granos. Este verano, me han salido granos por el calor. He sudado como un pollo, aunque no sé si los pollos sudan. Me he mal alimentado porque, las cosas como son, cuando estás entrando y saliendo del hospital y hace 38 grados con un 30% de humedad, como que lo de cocinar lo dejas a las ensaladas ya hechas y los pasteles de carne.

Y ahora es cuando empiezan mis vacaciones. Cantabria. Un pueblo donde te despierta el gallo. Y ese gallo sigue cantando todo el día. Un pueblo con cuevas prehistóricas, de las que salen en “el paciente inglés” pero rodeado de verde. Y a una que le dicen “subimos este monte” y dice que sí. Dificultad baja. 950 metros de desnivel de los cuales 300 son con una pendiente gorda.
Empiezo a subir con mis botas Quechua y mi gorro estilo safari pero en cutre y de repente una familia con adolescentes en vans y un Yorkie haciéndose selfies todo el rato – las chicas, no el perro-y yo detrás empezando a echar el bazo… Cuando empiezo a estar cerca del mirador (si no llega a tenerlo sube Rita) veo como el perro me adelanta todo feliz y las niñas van como si fuera un paseo por el centro comercial. Mufuerte.
Pero ahí no acaba todo. La cosa se complica si quieres hacer cumbre y ahí es cuando empiezo a pensar que me parece normal que los neandertales se extinguieran. Si tenían que subir a la cueva todos los días y bajar a por el mamut… Eso no hay cuerpo que lo aguante.

Hasta aquí todo normal. El perder el glamour subiendo un monte es habitual en mí. Pero ese día por la mañana había ido a la playa y como hacía un viento majete pues no me puse protector (no es excusa pero no pensaba que fuera a estar tanto tiempo, la verdad) y me quemé. Me puse after sun que, no sé por qué tenía en la maleta, y por culpa de eso y del sudor subiendo la montaña me llené de ampollas…

Sí. Una puñetera montaña de ná me pudo. Y yo que quiero correr la Farinato el año que viene… Jajajaja

PD: ese perro me las pagará…

Top 100 soy lideresa

Top-100- Mujeres

 

Pues sí. Hoy toca unos de estas entradas en las que te permites el autobombo, la promoción personal, todo aquello que me permita elevar mi ego a cotas altísimas. Casi, casi como el Everest. Así que aquí va.

El pasado miércoles 17, fui galardonada con el premio Top 100 Mujeres líderes en la categoría de Medios de Comunicación. No es que me dieran un premio a mí solita (todo llegará) sino que compartí cartel con grandísimas y reconocidísimas profesionales del periodismo como son, atención:

Sigue leyendo

the Imitation Game

Imitation-game

O me echan del trabajo y no vuelvo a trabajar en mi vida a no ser que me cambie de nombre, me opere la cara y me largue a Bután. O esto demuestra que no me lee ni el tato. Pero voy a hacer algo inaudito para El Marsupio: decir lo que pienso.

“Ya está la loca, viviendo al límite”-pensaréis- “le debe de sobrar el dinero porque si no, no entiendo cómo se  juega el futuro y presente profesional”-argumentarán otros- “te aburres mucho, nena”-dirán acullá- La cuestión es que he visto un artículo esta semana y me ha venido así, como en flashhhhh, los múltiples reportajes y documentales sobre JFK, Jackie O y la apertura que tuvieron hacia los medios, que han puesto en La 2. (sí, yo veo la 2, pasa algo…) Sigue leyendo

Desde mi Libertad

libertad

Existen muchas maneras de entender la libertad según quién la esté buscando o necesitando. Está la libertad física, para aquellos que se encuentran privados de ella; la libertad emocional, para aquel que es emocionalmente positivo y le da igual que los demás no la acepten, aunque la critiquen y aunque el ambiente exterior no sea muy favorable. También está la libertad intelectual o de pensamiento entendida como aquella que permite desarrollar el intelecto según las inquietudes y necesidades de saber de la persona.

En mi caso, la Libertad la entiendo de una manera que está basada en mis principios, esos principios que, como dice Sephen R. Covey en su libro ‘Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva’:

Sigue leyendo

Mi Dama Valiente

dama-valiente

 

A veces, ser mujer implica plantar cara. Plantar cara a tu familia, a tus amigos y a tu sociedad. Unas tienen más necesidades de hacer cosas diferentes y otras son engullidas por la ‘norma’. Lo que está bien y lo que está mal, según otros. Normas que han ido cambiando a lo largo de los años pero que se mantienen en las concepciones de muchas de nosotras y también de ellos.

Para que esas normas se cambiaran ha habido dos vías: la lucha y confrontación directa y  la que se ha hecho en la oscuridad, entre bambalinas y con un marcado carácter de resistencia. Las Damas Valientes. A este último es al que me referiré hoy. Sigue leyendo

Lo que realmente pasa cuando se habla de talento y RRHH

talento_rrhh

Es curioso esto del mundo de los recursos humanos. Siempre se habla de lo que tiene que ofrecer el aspirante y lo que da el empleador pero, analizando bien las jornadas que veo y cómo está el  mercado… perdonadme pero la Comandante marsupial hace su propio análisis. Y ya sabéis qué significa esto, jajajaja
Sigue leyendo

What else?

Minientrada

garfield

 

Cuatro años han pasado desde que decidí escribir todo lo que se me pasase por la cabeza. To-do.

Cuatro años en los que empecé con varios seguidores, tuve mi momento hará dos años de máximo esplendor marsupial, ahora, es más un diario en el que escribo cosas que en realidad a nadie le interesa. O a muy pocos. Y eso me relaja bastante.

Cuatro años en los que he tenido trolls y a los que he plantado cara y se han callado, eso del don’t feed the troll como que no va conmigo, y lo mejor de todo, sé quiénes son esos trolls, al menos, uno de ellos. Sí, si estás leyendo esto va por ti…

Cuatro años sacando tiempo de donde no lo tenía para escribir. He hecho tantas proposiciones de enmienda que ya no me lo creo ni yo. Cuando tenga que escribir, lo haré… mis múltiples fans lo entenderán! ;)

Cuatro años más y seré una veterana. ¡Ja!

Feliz cumpleaños, ¡Marsupio!